; charset=UTF-8" /> Buen Candidato para la Operación de Miopía | CIRUGIA LASER OCULAR

Buen Candidato para la Operación de Miopía

La mayoría de las personas que padecen de miopía, hipermetropía o astigmatismo se ha planteado, en algún momento, si cumplen con los requisitos necesarios para realizarse una operación láser para corregir su miopía. La cirugía láser es cada día más popular y en la mayoría de los casos los pacientes quedan muy satisfechos con los resultados que obtienen. Hoy en día, muchas personas se preguntan si son aptas para esta operación, los riesgos que entraña y si les convendría realizársela.

Es importante señalar que cada caso es único y distinto a los demás, por lo que siempre es importante consultar con un oftalmólogo para conocer las ventajas y las desventajas que tiene la operación de miopía en cada caso.   Un oftalmólogo podrá evaluar su caso particular y decirle si usted es o no un buen candidato para la operación de miopía.

En cualquier caso, es importante señalar que existen ciertos factores que permiten descartar a una persona como un buen candidato para la operación de miopía. Estos factores son:

  • La edad. En primer lugar, es importante tener en cuenta la edad. La mayoría de los médicos prefieren no operar a menores de 21 ó 22 años, salvo en casos especiales. Esto se debe a que a esta edad, el ojo generalmente no ha terminado de madurar y el grado de miopía o de hipermetropía aún no se ha estabilizado. Por este motivo, es recomendable que se consulte con un oftalmólogo sobre la operación de miopía sólo a partir de los 22 años.
  • Es necesario conocer el grado de miopía o hipermetropía que tiene el paciente. Según la graduación que tenga, se debe analizar si la operación de miopía tiene o no sentido. Cuando se tiene muy poca graduación, puede ser que no convenga o que no sea necesaria la operación y si tiene mucha graduación, es posible que la operación no sea suficiente para eliminar totalmente las gafas.
  • Es importante tener claro cuando fue la última vez que se produjo un cambio en la graduación de la vista. Un buen momento para acudir al oftalmólogo es cuando han pasado varios años desde el último cambio en la graduación. Esto quiere decir que la vista se ha estabilizado y que probablemente no continuará sufriendo cambios. Por eso, y además de ser mayor de 22 años, es indispensable saber si ha habido variaciones en el grado de miopía o de hipermetropía hace poco. Si ha habido cambios, todavía no será un buen momento para someterse a la cirugía láser.
  • La persona que se somete a una operación de miopía o hipermetropía, debe de tener ojos sanos, sin problemas en la retina u otras enfermedades oculares.
  • Aquel que se somete a una operación de miopía o hipermetropía deberá estar bien informado sobre los riesgos y los beneficios de la cirugía láser para su caso particular de miopía o hipermetropía cuando se compara con otros tratamientos.  El oftalmólogo será la persona más indicada para informarle después de estudiar su caso.

Estos factores son los primeros a tener en cuenta a la hora determinar si se está preparado o no para una operación de miopía o hipermetropía. Después de esto, se debe de acudir a la consulta de una clínica o a un oftalmólogo para que evalúe otros aspectos importantes El doctor deberá basarse en el historial médico y en una serie de análisis para decidir si la operación de miopía es realmente o no una buena opción. 

PD: Aunque este artículo hace referencia a la miopía (por ser el defecto refractivo más común), los aspectos que cubre y los beneficios también son aplicables a otros defectos refractivos de la vista como la hipermetropía, el astigmatismo o la presbicia o vista cansada.

 

Seleccionado por
Flesko