; charset=UTF-8" /> Los astronautas y la cirugía LASIK | CIRUGIA LASER OCULAR

Los astronautas y la cirugía LASIK

El LASIK tradicional se ha cometido en un método ampliamente aceptado para corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Pero la NASA no estaba muy convencida en su día de que la cirugía refractiva LASIK pudiera ser aplicada en ningún aspirante a astronauta hasta fechas bastante recientes.

Las principales cuestiones que preocupaban a la NASA y a los militares era la estabilidad de la capa córnea creada por el LASIK y la calidad visual resultante tras el procedimiento. Para llevar a cabo la técnica LASIK se crea una capa en la superficie de la córnea mediante una incisión quirúrgica, que es retirada para permitir que el láser corrija la visión del paciente y posteriormente recolocada en su sitio, para que se readhiera.

La armada inició una serie de estudios para averiguar cómo se comportaría esta capa LASIK en condiciones extremas. Estos estudios llegaron a la conclusión de que no había efectos concretos asociados al LASIK. Mientras la armada iniciaba un programa basado en queratectomía fotorrefractiva (PRK), la NASA continuaba reticente.

Sin embargo, de acuerdo con el Dr. Steven C. Schallhorn, jefe médico de Optical Express y consejero de la NASA durante 20 años, la cirugía refractiva es una opción más que indicada para los astronautas. Según Schallhorn, las gafas y las lentes de contacto no son lo más apropiado en el ambiente aeroespacial. Por ejemplo, las gafas pueden flotar fuera del alcance del astronauta, y limpiar las lentes de contacto en gravedad cero es bastante más complicado que en tierra. Además, se han dado casos de complicaciones con las lentes de contacto en el espacio.

Desde su introducción, la cirugía LASIK no ha dejado de avanzar, y uno de sus avances más importantes ha sido la guía mediante frente de onda. Esta tecnología usa un rayo de luz láser que se refleja en la parte posterior del ojo del paciente. Las imperfecciones existentes en el ojo distorsionan el rayo, que posteriormente es analizado y usado para crear un mapa que guiará al láser mientras remodela el ojo, de ahí el término LASIK guiado por frente de onda.

Espoleada por estas innovaciones, la NASA decidió reconsiderar la aplicación del LASIK. El Dr. Schallhorn condujo un estudio sobre el LASIK guiado por frente de onda y los resultados demostraron su superioridad frente a los procedimientos convencionales. Además, al comparar las capas creadas con láser con las creadas usando una cuchilla quirúrgica especial, se descubrió que las creadas con láser eran mejores en varias áreas de importancia. Cuando ambos métodos fueron combinados, los investigadores descubrieron que los resultados para la visión con LASIK eran igual de buenos que con PDK.

Los investigadores dirigidos por el Dr. Schallhorn descubrieron que el LASIK avanzado, que usa un láser de femtosegundos para crear la capa córnea combinado con un tratamiento guiado por frente de onda, mejoraba los resultados en simulaciones de conducción nocturna. Armado con estos resultados, el Dr. Schallhorn se dirigió a los líderes de la comunidad médica del ejército para analizar los datos. Una vez que los estudios fueron completados y analizados, el Dr. Schallhorn recomendó el uso del LASIK avanzado en los aviadores.

El visto bueno de la NASA al LASIK tiene importantes implicaciones. Hace poco más de una década, las personas miopes no podían ser pilotos o astronautas. En la actualidad, la corrección mediante cirugía láser ocular permite que estas personas puedan hacer sus sueños realidad. Y no solo eso, que la NASA haya hecho una revisión independiente del LASIK avanzado y lo haya declarado bueno para sus astronautas debería dar una seguridad extra a los pacientes que se van a someter a este procedimiento.

 

Seleccionado por
Flesko