; charset=UTF-8" /> Miopía , Lasik y desprendimiento de retina | CIRUGIA LASER OCULAR

Miopía , Lasik y desprendimiento de retina

La mayoría de las personas que se someten a una cirugía láser ocular son miopes. La miopía se suele producir porque el tamaño del eje axial del globo ocular es mayor de lo normal. Este eje axial mide la distancia total desde la parte anterior del ojo a la posterior. Lo que hace el Lasik es cambiar la óptica de la córnea y, tras la cirugía, muchos de los pacientes de miopía terminan con cero dioptrías de error refractivo.

El problema consiste en que, incluso tras la operación que ha eliminado esas dioptrías, el globo ocular continúa siendo miope, ya que el eje axial sigue siendo demasiado largo. El cambio solo se produce en la córnea, y el resto del ojo permanece inalterado. ¿Qué importancia tiene esto?

Pongamos como ejemplo el papel de la pared. Tres propietarios reciben seis rollos de papel de pared para decorar su comedor. Una casa tiene un comedor pequeño, otra lo tiene mediano y otra tiene un gran comedor para banquetes. Sin embargo, todos ellos tienen que apañarse con la misma cantidad de papel.

La retina es como ese papel. No importa el tamaño de nuestro ojo ocular, todos nacemos con la misma cantidad de retina. Los ojos miopes, con un mayor eje axial, tienen un área interna mucho mayor, por lo que la retina a menudo se estira para alinearse con el interior del ojo. Estas retinas más finas y estiradas son más propensas al desprendimiento de retina y otros problemas relacionados.

Un reciente estudio del Journal of Refractive Surgery ha analizado a 59.000 pacientes de Lasik. Por fortuna, no hay indicios de que el procedimiento en sí incremente el riesgo de desprendimiento – lo cual es una excelente noticia. Los miopes con más de 8 dioptrías que se habían sometido a una operación Lasik tuvieron una frecuencia de desprendimiento de retina similar a la de aquellos que no se habían operado.

En todo caso, debemos tener en cuenta que aunque la cirugía refractiva puede conseguir que prescindamos de gafas y lentillas, no elimina el ojo miope ni la necesidad de que nos hagamos revisiones periódicas.

Seleccionado por
Flesko