; charset=UTF-8" /> Corregir la visión mediante láser tras una cirugía de cataratas reduce la necesidad de usar gafas para leer | CIRUGIA LASER OCULAR

Corregir la visión mediante láser tras una cirugía de cataratas reduce la necesidad de usar gafas para leer

La cirugía de cataratas es segura y muy efectiva a la hora de restaurar la visión de la mayoría de las personas que las padecen. Sin embargo, las lentes intraoculares convencionales (IOLs) que se usan en este tipo de procedimiento suelen ser monofocales, lo que quiere decir que corrigen la visión solo a cierta distancia, aunque en la actualidad ya existen lentes multifocales. Por ello, las personas que llevan IOLs monofocales aún dependen de las gafas de lectura para ver de cerca.

A pesar de los avances en cirugía refractiva de cataratas, mucha gente sale de la operación con una error refractivo residual y necesita gafas también para conducir.

No obstante, las personas que aspiran a librarse de las gafas pueden mantener la esperanza: investigadores en Sudamérica afirman que la corrección multifocal de la presbicia mediante láser tras una cirugía de cataratas es segura y puede reducir la necesidad de gafas tras la intervención.

Durante el congreso anual de la Sociedad Americana de Cataratas y Cirugía Refractiva (ASCRS) de 2009, Gustavo Tamayo, doctor del Instituto de Láser Refractivo de Bogotá, Colombia, expuso los resultados obtenidos mediante esta técnica tras realizarla en 11 pacientes que habían tenido una cirugía de cataratas como mínimo en los seis meses anteriores.

Todos ellos se habían sometido a un procedimiento de facoemulsificación de catarata con implante de IOLs monofocales, y presentaban una agudeza visual mejor corregida de 20/20 tras la operación.

Sin embargo, todos los pacientes de este estudio dependían de las gafas para leer, 9 las necesitaban también para corregir la visión cercana y 2 llevaban lentes de contacto.

En la siguiente fase de corrección mediante láser, 2 pacientes se sometieron a un LASIK multifocal y 9 a un Lasek multifocal. En todos los casos se usó un sistema guiado por frente de onda y se modificó la zona periférica de la córnea para graduar la visión de cerca.

Tras estas intervenciones láser, todos los ojos mejoraron su agudeza visual sin corregir (UCVA) de lejos y de cerca, y todos redujeron su necesidad de usar gafas o lentillas. No se produjo merma de agudeza de lejos, y los halos y demás síntomas visuales apenas sufrieron incremento. La satisfacción de los pacientes con los resultados fue descrita como muy alta por el Dr. Tamayo.

 

Seleccionado por
Flesko